miércoles, 23 de julio de 2014

Del Romanticismo tardío hasta el Modernismo: RICHARD STRAUSS




(Se celebra el 150 aniversario de su nacimiento)

 Richard Strauss ( 1864-1949) nació , creció y trabajó durante el más polémico, convulso, caótico,  incluso aterrador, periodo de Alemania. Apenas nacer y durante sus estudios, los prusianos invaden sus tierras. En 1914, alcanzado ya una gran notoriedad como compositor y director de orquesta,  el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria inicia la I guerra mundial: La llamada Gran Guerra. Finalmente pocos años después se inicia el ascenso de Hitler con su partido Nacionalsocialista al poder y comienza la II guerra mundial. Richard Strauss murió en 1949, apenas cuatro años después de finalizar la guerra y sus conocidas atrocidades. Fue sospechoso de contribuir con la causa Nazi y juzgado por ello en 1945. Se le declaró inocente.

Si bien la excesiva pasividad del Compositor y Director de Orquesta Richard Strauss , durante aquellos oscuros 12 años (1933-1945) que duró el Nacionalsocialismo o Nazismo en Alemania, pudiera indicarnos una cierta simpatía por el partido, se encontraron más que suficientes datos que confirmaron lo contrario (Su nuera era judía).  Fue, por lo tanto, un hombre ambicioso que amó su tierra, y por encima de todo su familia y la música. Trató de crecer y de crear en un mundo político adverso. Trató de acoplarse cuánto pudo sin rechazar los puestos de dirección que se le ofrecieron. Todo ello inmerso en una candidez, ingenuidad característica de muchos artistas de la época. Fue declarado inocente de cualquier participación con el Nazismo. Algunos aún hoy ( y no pocos) siguen dudando de ello. Equivocadamente. Esta es la razón de este párrafo.

Dicho esto, pasemos a lo que realmente importa: Su aportación musical al panorama alemán y mundial. Influenciado, como es natural, por Franz Liszt y Richard Wagner sus primeras obras conservan aún ese sabor característico del más puro romanticismo alemán. Un romanticismo que, de ninguna manera, debemos confundir con el sus países más allegados como son Francia e Inglaterra. El romanticismo alemán no fue nunca ni extraño, ni raro ni tan siquiera extravagante. Fue tan solo alemán. No son pocos los que consideran a Robert Schumann un romántico atípico. Fue un romántico alemán. Un romántico basado en la cultura y la mitología germana. En ese romanticismo bebió Richard Strauss sus primeras fuentes. Su Serenade op.7 y su fantasía sinfónica "desde Italia" op.16 así lo indican. Aunque con ciertas pequeñas reminiscencias de Mendelssohn, su textura orquestal, conceptos melódicos y ciertas tentaciones armónicas muestran a las claras su identidad marcadamente alemana.

Superado la fase inicial, Richard Strauss se desarrolla como post romántico alcanzando con facilidad el impresionismo, el expresionismo e incluso el Modernismo. Aquí Richard Strauss logra sus niveles más extraordinarios: Malheriano en su expresividad a flor de piel, cruda, sincera, sensual, hypermística. Brahmsiano en su fuerza dinámica y pasión. Bruckneriano en su aplomo grandilocuente y majestuosidad, Modernista genial ( al más puro estilo del pintor Gustav Klimt 1862-1918) , por la frescura, magia y novedad de sus timbres. Raveliano en la sorprendente, asombrosa y seductora textura orquestal.  Richard Strauss se convierte en uno de los más representativos compositores alemanes y mundiales. Muerte y transfiguración op.24, sus famosas Canciones ( Lied), su ópera " Salomé" , sus poemas sinfónicos del que se destaca el conocidísimo " Así habló Zaratustra" , sin olvidar sus otras obras neoclásicas como el " El caballero de la rosa". Innumerables obras de calidad inigualable. Únicas. Geniales.

Un compositor genial que fue altamente considerado durante su vida mientras supo decir amén a todo. Terriblemente atacado, menospreciado en su vida privada y musical hasta la ruina cuando salieron a la luz actitudes y escritos privados no acordes con el entorno político y social imperante durante el Nacionalsocialismo. Más tarde, e irónicamente, maltratado, aún hoy, por los que sospecharon de él cierta colaboración con el Nazismo. Asuntos sociales y privados que, como siempre, nunca debieron interferir en su prestigio musical. Murió arruinado y abandonado por su compañeros en su casa de Garmish ( Alemania occidental). Su mujer Pauline de Ahna moría 8 meses después.

Su última obra, aplastantemente genial, llamada " Metamorfosis" op.142 es posiblemente la obra que mejor representa el último periodo de su vida ( la obra contiene directas alusiones a la Marcha Fúnebre de la sinfonía nº 3 " Heroica" de Beethoven). Una obra que revela una actitud casi apocalíptica, sombría, imbuida de un terrible dolor existencial. Una de las obras más genialmente representativas del sufrimiento místico.

Coincidiendo con ese final, Richard Strauss escribe en su diario: " El período más terrible de la historia humana se ha terminado, el reinado de doce años de bestialidad, ignorancia y destrucción de la cultura por parte de los mayores criminales, durante el cual los dos mil años de la evolución cultural de Alemania llegaron a su fin."